REDfilosofica

Somos la especie más poderosa del planeta, la más inteligente, y la más numerosa
872 visitas desde el 24/01/2016
Manu Herrán
Realidad, Derechos, Conocimiento

Somos la especie más poderosa del planeta. La más inteligente, y la más numerosa. La más agresiva y también la más bondadosa. Tenemos la organización social más compleja de todas las que se puedan imaginar, y hemos colonizado los lugares más recónditos del planeta. Se nos puede encontrar en las heladas tundras de Rusia y en los ardientes desiertos de Irak. Me atrevería a decir que en cada metro cuadrado de la superficie de la Tierra hay al menos una de nosotras buscando grano.


¿Quieres saber más?
Regístrate para leer más artículos como este

img1

Es verdad que tenemos un poderoso enemigo: las termitas. Pero no dejan de ser poco más que una molestia. A pesar de su relativa inteligencia y de la rivalidad que nos ha enfrentado desde tiempos remotos, las termitas no han llegado a tener ni la centésima parte del imperio que hemos ocupado nosotras.

La mayoría de las especies animales no lo sabe, pero la inteligencia que únicamente persigue disponer de los recursos en beneficio propio, es una inteligencia muy básica. Nosotras hemos transcendido esa definición, y hace miles de siglos que dotamos de mayor inteligencia al resto de especies animales, de forma que al trabajar ellas en su propio provecho, o creyendo hacerlo, nos sirvan como esclavas.

Así fue como hicimos inteligentes primero a los syrinx, que emigraron rápidamente del planeta convirtiéndose en sonido y ahora nos alumbran y calientan desde el cielo, en forma de estrellas.

Después vinieron los dinosaurios, aunque el experimento salió mal. La holo-mutación a la que les sometimos les hizo aumentar excesivamente de tamaño. Como todo el mundo sabe, la empatía decrece proporcionalmente a medida que aumenta la distancia entre corazón y cerebro. Los dinosaurios se volvieron demasiado grandes y perecieron, víctimas de su propia agresividad, matándose entre ellos.

El tercer intento fue mucho más exitoso. Es el que hicimos con los monos, fabricando al Humano. La ganadería de humanos es la forma más eficiente de obtener grandes cantidades de metal y plástico.

La mayoría de nosotras cree que los humanos no tienen sensaciones, ni sensibilidad, ni consciencia, y que por tanto, no merecen tener derechos, al igual que los viejos dinosaurios.

Entiendo que esto es bastante intuitivo, en primer lugar como hemos dicho, por su tamaño. Los humanos son demasiado grandes como para tener sentimientos. Además no tienen un lenguaje propiamente dicho, ya que no tienen feromonas. Se comunican por algo que no llega a ser ni un protolenguaje, compuesto por sonidos y gruñidos diversos. Los pocos olores que tienen son muy básicos y no dicen nada interesante.

Sin embargo, estos mismos argumentos se podrían emplear para defender la hipótesis de que los humanos, así como otras especies similares como los perros o los cerdos, a pesar de su gran tamaño, puedan tener una subjetividad oculta para nosotras. Precisamente, el hecho de no tener un lenguaje hace imposible que nos cuenten lo que les pasa.

Es decir, nunca podremos estar completamente seguras acerca de si los humanos experimentan sensaciones o no, pero el hecho de que no puedan comunicar sus experiencias, no quiere decir que éstas no existan.

Mis compañeras piensan que estoy loca, pero estoy haciendo una clasificación de todos los seres que pueblan la Tierra, en función de su capacidad para experimentar sensaciones, según los indicios que tenemos de éstas.

Se entenderá mejor si pongo algunos ejemplos. Evidentemente, los seres más sensibles de todos somos nosotras, las hormigas, dado que somos la especie más avanzada, la más inteligente y la que mejor domina el lenguaje. En segundo lugar, podemos estar razonablemente seguras de que los pulgones, las termitas y las arañas también sienten, aun cuando nos resulten tontas, repugnantes, o ambas cosas. Descendiendo en la escala de sensibilidad, podemos pasar a la cucaracha, la rata y el conejo; después a seres más grandes como los perros, los cerdos, y en último lugar, los caballos, los humanos y los rumiantes en general.

Pienso que el hecho de ser la especie más inteligente del planeta nos da una cierta responsabilidad sobre el resto de seres vivos.

Es por ello que hoy, yo, soldado 103.689 de la confederación de Fontainebleau, también conocida como Bernard, hija de Werber, inauguro lo que he venido en llamar "La segunda mejor opción" o en inglés "The Next-Best Option"

Este proyecto "TNBO" será un movimiento en defensa del derecho del resto de especies animales a no experimentar sufrimiento y cuya misión será desplazar progresivamente nuestros comportamientos hacia otros más respetuosos con los animales inferiores.

Lo he llamado "La segunda mejor opción" (o "La siguiente mejor opción") dado que la primera sería lógicamente la convivencia pacífica y armoniosa entre todas las especies animales del planeta. Aunque ésta sea nuestra visión a largo plazo, y dado que resulta en este momento inalcanzable (recordemos que nuestra sociedad se fundamenta en la explotación del resto de seres y no podemos cambiar eso), convoco a todas las hormigas a tomar partido, al menos y por ahora, por esta opción progresiva.

Dentro de nuestro programa está la defensa del derecho de todos los animales a pastar en libertad, en espacios suficientemente amplios, y no encerrados en establos, jaulas, corrales, factorías, colegios, universidades o business centers. Si los animales están destinados para consumo mirmeceano, pedimos que tengan una muerte rápida y sin sufrimiento, incluso los de gran tamaño, aunque estos probablemente no sientan nada mientras se les mata.

Os invito a todos a participar proponiendo nuevas propuestas en defensa de los derechos de los animales no-mirmeceanos

Bernard.


Este relato está inspirado en las novelas de Bernard Werber "Las hormigas" y "El día de las hormigas". Es un plagio con estilo homenaje a su creatividad.

   



Comentarios



Enviar un comentario anónimo
Los comentarios se publican de forma anónima, pero puedes indicar tu nombre o nick en el propio comentario. No se permiten caracteres html, pero puedes poner la URL en una línea independiente de la forma http://www.ejemplo.com/ y la convertiremos en un link.

¿Eres humano? 

REDfilosofica

Pensamiento filosófico práctico

¿Has olvidado tu contraseña?
Usuario o Email
Clave


   


Últimos comentarios
» Muy bueno. Otorga discernimiento ésta metáfora, te ayuda a comprender la magia de éste misterio ...
» a ver si resulta
» Hi, yo creo que la gente espera más de un blog sobre filosofía que limitarse a exponer 'motivos'...
» El índice que presentaba en su trabajo comenzaba en 0 para picaduras que no producen ningún tipo...
» “Es un dolor excruciante, inmediato, que simplement...
» Referencias interesantes: » Gustav Theodor Fechner propuso que la intensidad de una percepción es proporcional al logaritmo ...


Temas

 redfilosofica.org en Twitterredfilosofica.org en Facebook 

CSS Validator



Enlaces
REDcientífica
REDfilosófica
SCInetwork




Please login with Chrome