REDfilosofica

¿Qué es real? La importancia del punto de vista
458 visitas desde el 10/02/2016
Manuel de la Herrán Gascón
Ser, Realidad, Ética


¿Quieres saber más?
Regístrate para leer más artículos como este

En mi opinión, todo el conocimiento científico ha estado construido sobre una hipótesis falsa.

Todo.

Esto no ha resultado ser un gran problema porque en los resultados obtenidos no se observaba ninguna diferencia en relación a dicha hipótesis. Exactamente igual que ocurrió con la mecánica clásica newtoniana frente a la relativista de Einstein.

Pero nos encontramos en un contexto diferente. La física cuántica nos habla de mundos imposibles, totalmente alejados de la experiencia cotidiana. Películas como “Matrix” nos recuerdan que no tenemos ningún argumento realmente bueno para descartar la posibilidad de que todo nuestro universo sea una gran simulación. En última instancia parece que todo el universo consiste, simplemente, en información.

Aquellas ideas que apoyaban la idea de que nuestra especie es esencialmente diferente van quedando atrás. La neurociencia nos presenta una visión mecanicista del ser humano, donde el concepto de libertad queda relegado. La humanidad observa, entre asombrada e incrédula, cómo se aproxima el momento de la singularidad tecnológica en el que una Inteligencia General Artificial (AGI) pueda ser más inteligente que el Hombre. Cuando dicho suceso ocurra habremos perdido el liderazgo que de carambola nos dio la evolución. A no ser que dicha AGI sea finalmente una versión evolucionada de nosotros mismos, una mezcla de humano y máquina.

La biología, la física cuántica, la filosofía y la neurociencia nos llevan por lugares extraños. Como siempre, la ética nos acompaña en el viaje y se adapta a nuestros descubrimientos. Hace ya tiempo que nos planteamos la consideración moral de los humanos independientemente de su raza. Ahora nos planteamos la consideración moral de los animales independientemente de su especie. Es hora de plantearnos la consideración moral de las máquinas físicas independientemente de su materia constituyente; y sin dudarlo, también la consideración moral de las simulaciones.

Estamos más cerca que nunca de tener la respuesta correcta a las preguntas acerca de la realidad más profunda, como son: “¿quién siente y qué siente?” “¿qué es ser libre y quién lo es?” y en definitiva “¿qué es real?”.

Pero para llegar a la solución de estos enigmas es necesario replantearnos algunos cimientos del pensamiento y caminar por las arenas movedizas de esos terrenos tan contrarios a la intuición.

Voy a hablar de tres tipos de conceptos: materia, ideas y experiencias.

Nadie puede negar que al menos desde un punto de vista descriptivo se trata de tipos de cosas diferentes. Nada tiene que ver el “tipo de cosa” de un gramo de oro, con los números primos, o “me duele la cabeza”.

Los científicos mayoritariamente consideran que de los tres tipos de realidades (de estos “tres mundos”) solo existe uno y ese mundo es el material.

Esto es absolutamente falso. Y sin embargo es extraordinariamente parecido a lo que ocurre en la realidad salvo por un factor muy relevante.

El único mundo del que tenemos conocimiento es el de la sintiencia (mundo de la experiencia). “Yo siento”. Esa es la única verdad. Despreciar este argumento llamándolo solipsista y diciendo que no nos lleva a ningún camino, es un “hombre de paja” muy sutil.

El hecho de que una verdad sea incómoda no la hace menos verdad. La verdad es que lo único que tengo es mi propio punto de vista.

El científico empirista señala con el dedo la manzana sobre la mesa y dice que es un objeto real, y a continuación señala con el dedo su propia cabeza y dice “¿De qué forma mi cerebro se las arregla para representar esta manzana real en mi mente?”

Este planteamiento está totalmente equivocado. (La frase es real, la escuché a un neurocientífico en una conferencia).

Esa cosa que señalo, no es ninguna manzana real: Es la representación que mi mente tiene de la manzana. Ahora señalo a mi cabeza. Esa no es mi cabeza. Esa es la representación mental que mi mente tiene de mi cabeza. Ahora salgo de casa. Veo el campo, los árboles, la luna y las estrellas. Abro los brazos, miro a mi alrededor y digo “todo esto, es mi mente”. Eso es correcto. Lo que llamamos universo, es mi mente.

Por si hubiera alguna duda, las personas que sufren una amputación habitualmente se quejan de dolor en el miembro que ya no existe. Lo que llamamos “mi pie derecho” es una representación mental en el cerebro. El zapato también. El universo también.

Ésta es la verdad incómoda que la mayoría de los científicos no quiere reconocer, ya que hace tambalear todo su sistema de pensamiento y por tanto parece que “no conduce a nada”, pues complica extraordinariamente cualquier avance.

Es hora de dejar de quejarse y asumir la realidad.

En el abordaje de las enfermedades mentales estamos acostumbrados a interpretar la realidad subjetiva como falsa, y la objetiva como cierta. Pero esto no es del todo adecuado. No hay una realidad objetiva única que podamos alcanzar, al menos por el momento. Lo que llamamos realidad es una simulación en nuestro cerebro, y todo conocimiento está filtrado por el cristal de nuestras gafas.

No podemos ver sin un punto de vista. Y lo que podemos observar desde nuestra “posición” siempre será limitado. Precisamente, los distintos puntos de vista de una misma realidad son los que permiten conocerla mejor. De alguna forma, todos llevamos gafas polarizadas. Como en el cuento de los ciegos y el elefante, uno toca la pata, otro la oreja y otro la trompa. Aunque parezca una locura, los tres hablan de la misma cosa.

   



Comentarios



2016-08-20 23:43:57

¿Qué científicos? ¿los que te imaginas? No existes.



Enviar un comentario anónimo
Los comentarios se publican de forma anónima, pero puedes indicar tu nombre o nick en el propio comentario. No se permiten caracteres html, pero puedes poner la URL en una línea independiente de la forma http://www.ejemplo.com/ y la convertiremos en un link.

¿Eres humano? 

REDfilosofica

Pensamiento filosófico práctico

¿Has olvidado tu contraseña?
Usuario o Email
Clave


   


Últimos comentarios
» Hi, yo creo que la gente espera más de un blog sobre filosofía que limitarse a exponer 'motivos'...
» El índice que presentaba en su trabajo comenzaba en 0 para picaduras que no producen ningún tipo...
» “Es un dolor excruciante, inmediato, que simplement...
» Referencias interesantes: » Gustav Theodor Fechner propuso que la intensidad de una percepción es proporcional al logaritmo ...
» Creo en esa reflexion, puede ser por alli...
» En mi vivencia especial tipo ECM, me di cuenta que todos somos uno, por la manera en que se cont...
» ¿Qué científicos? ¿los que te imaginas? No existes.
» Here is a program that exhibits two correlates of pain. First, it learns to modify its behavior ...
» http://mindingourway.com/see-the-dark...
» http://mindingourway.com/see-the-dark...
» https://probaway.wordpress.com/2008/0...
» En estos vídeos explico la idea de que todos los seres son el mismo https://www.youtube.com/watc...
» El nombre de "Sensocentrismo extremo" a mi tampoco me convencía. Lo he cambiado por "sensocentri...


Temas

 redfilosofica.org en Twitterredfilosofica.org en Facebook 

CSS Validator



Enlaces
REDcientífica
REDfilosófica
SCInetwork




Please login with Chrome