Deprecated: Function ereg_replace() is deprecated in /home/phpmycms/domains/default.inc.php(1) : eval()'d code on line 1
REDfilosofica » ¿Qué es la nutrición vegana? - Luis Pérez García
   

REDfilosofica

¿Qué es la nutrición vegana?
826 visitas desde el 02/01/2015
Luis Pérez García
Ética, Derechos

http://www.defensanimal.org/publicaciones/articulos/nutricion-vegana-y-otra...

La nutrición es el proceso involuntario mediante el cual nuestro organismo asimila, incorpora y utiliza los nutrientes que nos llegan a través de los alimentos que ingerimos. A diferencia de la nutrición, la alimentación es el proceso voluntario en el que ingerimos alimentos que elegimos previamente.


¿Quieres saber más?
Regístrate para leer más artículos como este

Todas las personas, humanas y no humanas(1), necesitamos nutrientes, y estos se agrupan en 5 categorías: hidratos de carbono, proteínas, grasas, vitaminas y minerales.Con una alimentación equilibrada conseguiremos una correcta nutrición, de modo que no haya déficit o exceso de energía ni nutrientes, y para que nuestra alimentación sea equilibrada debe cumplir 3 principios:


  • Debe aportar la cantidad de calorías que necesitamos. Esta necesidad de calorías dependerá de varios factores, como por ejemplo la edad que tengamos (si estamos en fase de crecimiento o no), si somos machos o hembras, si tenemos una actividad física sedentaria o activa, nuestro peso, estatura, etc.
  • Debe aportar los 5 grupos de nutrientes mencionados anteriormente.
  • Debe aportar estos nutrientes en la proporción adecuada. En las personas humanas, la proporción adecuada respecto al total del aporte calórico debe ser un 55-60% de hidratos de carbono, un 30% de grasas y un 10-15% de proteínas.

Ya que la alimentación es el proceso voluntario en el que ingerimos alimentos que previamente hemos elegido, esta noche podría decidir asesinar y comerme al vecino del 4º, troceándolo, pasándolo por la parrilla o haciéndome un bocadillo con su pierna laminada. De ese modo obtendría proteínas, y como en este caso, tiene poca grasa saturada -porque va mucho al gimnasio-, esa podría ser una opción sana para mi cena de hoy. Además, acaban de tener un hijo y su madre le está dando de mamar, por lo que también podría quitarles a su hijo y succionarle los pechos a la vecina del 4º todos los días, para robarle la leche que podría beber en el desayuno, con unos cereales o galletas, o incluso hacer queso con esas secreciones mamarias. Mientras podría engordar a su hijo, para asesinarlo a los 4 meses, trocearlo y comerme su carne tierna, jugosa y nutritiva. Cuando la vecina dejara de generar leche la podría inseminar para que volviera a quedar embarazada y generará más bebés a los que me podría comer, y más secreciones mamarias para hacer leche, quesos o yogures, repitiendo el proceso varias veces hasta que su fertilidad bajara, momento en que, dado que "ya no me serviría" para obtener más lácteos y bebés a los que comerme, la podría asesinar, para trocearla y comérmela como hice con su pareja e hijos.

Lo que acabo de decir es una opción real porque podría hacerlo (independientemente de que no sea legal), y obtener así nutrientes tras comerme hoy a la familia del 4º piso, mañana a los del 5º y así sucesivamente, hasta que no quedara ningún vecino humano en la finca, pasando entonces a comerme a los vecinos de la finca de enfrente, a los perros y gatos que vea por la calle, a las palomas, a las ratas, a las hormigas...

Es una opción nutricional alimentarme de ese modo, porque todas las personas somos alimento para otras, ya que somos contenedores de nutrientes. Pero si hiciera eso perjudicaría a todas esas personas que serían víctimas de mi decisión de incluirlas en mi alimentación. No sería una decisión y actitud justa, y por ello desde hace 12 años no me alimento a costa de asesinar o pedir que asesinen por mí a otras personas (sardinas, pollos, gambas...), ni incluyo en mi alimentación algo robado a otras personas (lácteos, huevos, miel...).

La mayoría aún desconoce que las personas nos podemos catalogar en 3 grandes grupos en función de nuestra alimentación:

  • Carnívoras: son aquellas personas que ?necesitan? nutrientes de origen animal para estar sanas; por ejemplo, el león necesita comer gacelas, cebras, humanas, etc.
  • Herbívoras: son aquellas personas que, por contra, no asimilan bien los nutrientes de origen animal, y por ello su alimentación es vegetal; por ejemplo, las vacas.
  • Omnívoras: las personas humanas estamos dentro de esta categoría, y eso es porque podemos alimentarnos de fuentes de origen animal y/o vegetal. Es decir, nutricionalmente podemos comernos a otras personas, las secreciones mamarias robadas a las mamíferas (humanas o no), los huevos robados a las aves, etc. Pero, es fundamental que nos demos cuenta de que no es lo mismo poder que necesitar, ya que perfectamente podemos obtener todos los nutrientes de los cereales, legumbres, hortalizas, frutas, frutos secos, semillas...


Aquí es donde debemos aplicar la ética. ¿Es justo que yo obtenga los nutrientes perjudicando a otras personas?. Si puedo cumplir los 3 principios de una alimentación equilibrada sin perjudicar a ninguna otra persona, ¿por qué no hacerlo?. No hay un 4º principio que diga que cierto porcentaje de los nutrientes deben provenir de otras personas, ya que nuestro organismo asimila nutrientes, y no le importa el origen de esos nutrientes. A nuestras células no les importa, por ejemplo, si los aminoácidos provienen del cadáver del vecino del 4º o de un plato de legumbres o un puñado de nueces.

De hecho, desde que somos niños/as nos educan a aplicar la ética en nuestra alimentación, pero de modo sesgado e injusto. Nos educan a excluir solo a las personas de determinadas especies como a las humanas -en casi todo el mundo-, a los perros y gatos -en occidente-, a los conejos -en Francia-, etc. Esto da lugar a actitudes hipócritas como que asociaciones de occidente pidan firmas para que, por ejemplo, en China no se coman a los perros, cuando en ese país, como en todo el mundo, son asesinadas y comidas miles de millones de sardinas, gallinas, pulpos, vacas, etc., que merecen el mismo respeto que los perros, y por ello lo que se debe pedir es que en ningún país se asesinen personas, ni se les robe para alimentarnos. Es una actitud tan hipócrita como si una asociación española pidiera firmas para que en India no se violen mujeres que sean rubias, que midan 1,72 cm, con ojos azules, y que tengan una peca en la nariz, de modo que no importara que las mujeres que no tuvieran esas características físicas fueran violadas en la India, ni que fueran violadas en el país donde se recogen las firmas. Lo que se debe reclamar es que ninguna mujer sea violada en ningún lugar del mundo, sin importar quién o cómo sea, e incluso, por justicia, que ninguna hembra sea violada (inseminándola contra su voluntad o forzando una relación con un macho de su especie), sin importar si es una mujer, una yegua, una cerda, una oveja, etc., sin importar cómo se haga o si se hace para obtener placer sexual, nuevos esclavos, secreciones mamarias para consumir como leche, queso o yogures, etc.

Por ello, aunque las personas, humanas y no humanas, somos alimento, porque somos contenedores de nutrientes, por justicia debemos descartar a todas las personas como fuente para obtenerlos, sin importar si son humanas, gallinas, sardinas, pulpos, gambas, hormigas...

Entonces, ¿el veganismo es no alimentarse de otras personas?. No, esa es solo una de las cuestiones que implica el veganismo. ?El veganismo es la actitud de respeto a los intereses de todas las personas, sin importar si son humanas o no, si son machos o hembras, el color de la piel, el tamaño o la orientación sexual...

Respetar a todas las personas no solo implica hacerlo al alimentarnos, sino que ese respeto también debemos aplicarlo en muchos de los actos que realizamos en nuestro día a día, como al vestirnos, y por ello debemos excluir ropa y complementos hechos con cuero, lana, seda, plumas?, al divertirnos, dejando de participar en actividades donde se utilice a personas que no quieran ser usadas, etc. Pero, aún más importante es destacar que el veganismo no solo hace referencia a respetar a todas las personas cuando somos consumidores/as, sino también en otros aspectos como no quitarle la vida ni dañar intencionadamente a personas que nos encontremos por la calle o pasen por nuestra casa (hormigas, moscas, mosquitos, cucarachas, etc), no privar de libertad a personas que no han cometido delito alguno (humanos, perros, gatos, peces, caballos, ovejas, gallinas, cerdos, etc), sin importar el tamaño de las celdas ni el trato que se les dé, porque todas las personas merecemos seguir viviendo y ser libres, por lo que si alguien nos quita la vida o nos priva de libertad no nos estará respetando aunque, en el mejor de los casos, nos de besos, abrazos y amor. Es tan sencillo como asumir que todas las personas merecemos el mismo respeto y consideración sin importar quién o cómo seamos, y por ello no debo hacer algo a otra persona que no aceptaría que me hicieran a mi. Por ejemplo, se debe dejar de usar también en la ciencia a personas que no hayan dado su consentimiento explícito, sin importar si son humanas, ratas o moscas, y sin importar el trato que se les dé o lo que se pueda obtener de ellas.

En resumen, el veganismo implica considerar en el mismo nivel de respeto mis intereses y los del resto de personas, humanas y no humanas, independientemente de nuestras características físicas, emocionales, inteligencia? y por ello es injusto considerar inferior a una persona o grupo de personas por aspectos arbitrarios como la raza, el género, la especie, el tamaño o la orientación sexual?

Por ese motivo soy vegano, y activista de la ONG DefensAnimal.org. Desde 2004 realizamos un activismo educativo constante, porque el cambio de actitud en la gente que aún perjudique a otras personas es lo que hará que este mundo sea más justo para todas las personas. A quien lea este artículo y aún no sea vegano/a le pregunto, en nombre de las miles de millones de personas que son víctimas del racismo, sexismo, especismo, homofobia..., ¿Por qué aún no eres vegano/a? No hagas a otras personas lo que no quisieras que te hicieran a ti. Piensa, reflexiona y actúa. Hazte vegano/a.

Nota 1: Los animales no humanos también son personas, ya que también sienten, filtran el mundo desde su propio y único punto de vista, basado en sus experiencias, y tienen, como las humanas, una personalidad única. Todos los animales somos sujetos, y no debemos ser considerados como objetos sino como lo que somos, personas.

   



Comentarios



Enviar un comentario anónimo
Los comentarios se publican de forma anónima, pero puedes indicar tu nombre o nick en el propio comentario. No se permiten caracteres html, pero puedes poner la URL en una línea independiente de la forma http://www.ejemplo.com/ y la convertiremos en un link.

¿Eres humano? 

REDfilosofica

Pensamiento filosófico práctico

¿Has olvidado tu contraseña?
Usuario o Email
Clave


   


Últimos comentarios
» La evolución incluso nos ha diseñado para tener la sensación de que hay más disfrute que sufrimi...
» En su versión convencional el utilitarismo negativo otorga poca o ninguna relevancia al disfrute...
» A Solution to the Problem of Other Minds Using Mindmelding and Phenomenal Puzzles Andres Gomez E...
» Muy bueno. Otorga discernimiento ésta metáfora, te ayuda a comprender la magia de éste misterio ...
» a ver si resulta
» Hi, yo creo que la gente espera más de un blog sobre filosofía que limitarse a exponer 'motivos'...


Temas

 redfilosofica.org en Twitterredfilosofica.org en Facebook 

CSS Validator



Enlaces
REDcientífica
REDfilosófica
SCInetwork




Please login with Chrome