REDfilosofica

¿Pasado o presente?
1.181 visitas desde el 04/03/2015
Alejandro Álvarez Silva

Recuerde el alma dormida, avive el seso y despierte (...) como a nuestro parecer, cualquier tiempo pasado fue mejor. (Coplas de Jorge Manrique)


El valor del pasado ante la precariedad del presente, y el "holograma vital" en la identidad del ser.


¿Quieres saber más?
Regístrate para leer más artículos como este

¿Cualquier tiempo pasado fue mejor?... El porqué de la respuesta afirmativa a la pregunta, con el carácter de generalidad que solemos asignarle, requiere, como mínimo, de la oportuna reconsideración.

El pasado individual, en general posee connotaciones más positivas que negativas, lo que justificamos en base a un cierto olvido de lo negativo, en beneficio de lo positivo. Pero, ¿será cierto tal presupuesto, o por el contrario, no es más que el resultado de un ligero desliz interesado de nuestro pensamiento?... Abogo por lo segundo. Y es que, íntimamente nos justificamos: ¿para qué buscar explicaciones más complicadas, si la respuesta apuntada nos es satisfactoria?... Pero la verdad es muy tozuda... ¡más para quienes la buscamos, traiga lo que nos traiga!

Yo me pregunto: ¿Y si el pasado "es mejor", lisa y llanamente, porque "ya" ha transcurrido?... Y es que, para mí, esta "transcurrencia" significa una transformación, una ontología... En esta ontología, el ser se "apodera" de "retazos" del pasado: ¡el tiempo es el "demiurgo" del ser! (El tiempo como pasado). He aquí la importancia del pasado, como "meollo" de la esencia del ser. El pasado "está incorporado" a la esencia misma del ser, como su parte sustancial, y desde tal "identificación" el "pasado fue mejor", ¡parte fundamental de ti mismo!, por tanto, sumamente positivo a nuestra consideración.

Por el contrario, el presente, tan sobrevalorado en la época actual (hasta llegar a identificarlo con el propio "yo"), tiene una esencialidad precaria, resultado de su continuo debate entre el "todo y la nada"... Por momentos, el presente parece tenerlo todo como "instante" de expresión de nuestra libertad, pero paradójicamente, esta libertad puede conducirnos de la gloria al vacío, lo que significa un "basamento" nulo, un "vaciado" esencial, necesitado de una "reconstrucción" a cada instante. Metafísicamente, ¡la línea indefinible del presente, se difumina entre un pasado que ya no es, y un futuro que aún no existe!

Sin embargo, si analizamos el presente como "marco" donde se circunscribe nuestra libertad, en ese marco o cuadro es el pasado el verdadero "poso" sostén de nuestra esencialidad. Allí nuestra "voluntad", en base a ese pasado y en las adivinadas perspectivas futuras, "decide", ejerce su dominio. Y en ese cuadro es el pasado quien emerge en todo su esplendor, al que reconocemos como nuestro mayor "valedor", nuestra esencia, el "poso" de toda nuestra vida, y que cual "holograma" gigante lo enmarca todo, y donde la parte (el escurridizo presente) puede reproducir la totalidad.

Lo anterior nos lleva, indefectiblemente, a la "relativización" del presente, su "perdida" de relevancia, ante la mucho más importante "esencialidad del ser" basada en su "historicidad": ¡el "poso" de un pasado sustancial constructor del ser!

Como colofón: ¡La vejez representa una pérdida continua de potencialidad presencial, pero, en cada momento, aún en los estados finales, conserva el "holograma" de toda nuestra vida!

   



Comentarios



2015-03-05 21:10:50

Sólo lo que está detenido tiene ser. Incluso una piedra tiene una cierta abertura sistémica. Lo que evoluciona no tiene ser, tiene estar, que según se mire, es más fructífero. El ser es una quimera.



Martín Sheego.



2015-03-09 06:36:11

Cualquier cosa existente es probablemente estable, ya que si no fuera estable, probablemente desaparecería como tal cosa, ya que cambiaría hasta llegar a un estado estable, y ya no sería esa "cosa" sino otra (estabilidad). Cualquier cosa existente probablemente siga existiendo como ya lo está haciendo (inercia). Si tenemos una "cosa" que varía continuamente, entonces es estable en su variación continua, y la esencia de la cosa es la forma -constante- en que se producen los cambios (recurrencia).



El principio de estabilidad, inercia o recurrencia tiene su origen en nuestra forma de percibir y razonar: todas las cosas son estables, recurrentes, o poseen inercia (al menos en cierto grado) porque todas las cosas que somos capaces de percibir o imaginar son estables, recurrentes, o con inercia. No somos capaces de manejar un concepto que no posea estabilidad, inercia o recurrencia porque el hecho de "manejar un concepto" obliga a identificar dicho concepto mediante el contraste (la oposición) con el resto del universo real o imaginario, y este contraste debe ser definido mediante algún criterio.



http://www.redcientifica.com/doc/doc200205200001.html

2015-03-09 18:00:28

Así es, sólo que el ser nunca lo es en estado absoluto. Un bucle recursivo cuanto más abierto más dinámico, más inestable y por lo tanto más mutable. Cuanto más cerrado un sistema más estable (¿con más entidad de ser?). A mayor abertura mayor adaptación y vida más corta. Lo eterno es lo que es realmente difícil de explicar y mucho más concebir. De ahí que el estar entre el pasado y el futuro, es decir, el presente sea lo más cercano a la realidad.



Martín Sheego.



2015-03-19 14:02:16

A Martín Sheego tengo que decirle que nada en este artículo niega su posición respecto al ser: es compatible con el mismo aunque con ciertas matizaciones. Creo que la esencia del ser está en el pasado, pero la voluntad se ejerce en el presente, lo que quiere decir que desde este punto de vista el presente sería decisivo, lo que no niega lo anterior. Finalmente, estamos ante la dicotomía finito e infinito (ver mi artículo "finito e infinito" dentro de redcientifica). Saludos: Alejandro Álvarez



2015-03-19 14:07:50

El artículo al que eludo (finito e infinito)en el comentario anterior va incluido en el artículo "La resolución de una perdurable cuestión metafísica". Saludos: Alejandro Álvarez



2015-03-20 22:36:38

(Disculpar error en comentario anterior) Cambiar "eludo" por "aludo". Saludos: Alejandro Álvarez



Enviar un comentario anónimo
Los comentarios se publican de forma anónima, pero puedes indicar tu nombre o nick en el propio comentario. No se permiten caracteres html, pero puedes poner la URL en una línea independiente de la forma http://www.ejemplo.com/ y la convertiremos en un link.

¿Eres humano? 

REDfilosofica

Pensamiento filosófico práctico

¿Has olvidado tu contraseña?
Usuario o Email
Clave


   


Últimos comentarios
» Muy bueno. Otorga discernimiento ésta metáfora, te ayuda a comprender la magia de éste misterio ...
» a ver si resulta
» Hi, yo creo que la gente espera más de un blog sobre filosofía que limitarse a exponer 'motivos'...
» El índice que presentaba en su trabajo comenzaba en 0 para picaduras que no producen ningún tipo...
» “Es un dolor excruciante, inmediato, que simplement...
» Referencias interesantes: » Gustav Theodor Fechner propuso que la intensidad de una percepción es proporcional al logaritmo ...


Temas

 redfilosofica.org en Twitterredfilosofica.org en Facebook 

CSS Validator



Enlaces
REDcientífica
REDfilosófica
SCInetwork




Please login with Chrome